Separadores de libros hechos con paletas de helados y foami

Separador de libros

Separadores de libros de paletas de helados y foami

Separadores de libros son pequeños objetos, que se utilizan para marcar cualquier tipo de texto que se utilice para leer, ni tener la necesidad de rayar lo que estés leyendo.

En el mundo existen muchas personas que les gusta leer un buen libro o textos de su interés, y desean leerlo en cualquier momento y en cualquier lugar donde tengan la oportunidad de hacerlo.

Separadores de libros
Libros para leer

Por esa razón en esta oportunidad, le obsequiaremos la idea de cómo hacer unos separadores de textos, bien bonitos, muy originales y sobre todo muy económicos.

Los materiales que utilizaremos para hacer los separadores son los siguientes:

– Paletas de helado.
– Tempera o pintura al frío de los siguientes colores: verde y amarillo.
– Pincel.
– 4 láminas de Foami de los siguientes colores: morado, rosado, amarillo y verde.
– Lápices de colores o marcadores.
– Pistola de silicón.
– 1 barra de silicón.
– Tijera.

Lo primero que haremos es tomar el foami morado y dibujar una flor mediana, que después recortaremos.

Luego tomaremos el foami de color rosado y dibujamos una flor más pequeña que la flor morada.

Después hacemos el mismo procedimiento con la lámina de foami color amarillo y recortamos.

Nos queda la lámina de foami color verde, en ella vamos a dibujar un círculo pequeño (más pequeño que el tamaño de la flor amarilla) para colocarla en medio de la flor amarilla.

Procedemos a tomar la paleta y la pintamos de color amarillo.

Mientras la paleta se va secando, conectamos la pistola de silicón con su respectiva barra de silicón, para que valla calentando.

Cuando la pistola de silicón esté caliente, comenzamos a pegar la primera flor (morada), en la punta de la paleta (el centro de la flor debe coincidir con la punta de la paleta).

En seguida, pegamos la siguiente flor (rosada) en el centro de la flor morada, hacemos el mismo procedimiento con la flor amarilla.

Posteriormente que hayamos pegado la flor amarilla, pegamos en su centro el circulo que habíamos recortado.

Ahora tomamos la pintura verde y hacemos sobre los pétalos sobresalientes de la primera y segunda flor y el círculo, unos puntitos pequeños que sirvan de adorno y hagan ver la flor más llamativa.

Y para finalizar escribimos cualquier frase pequeña que nos guste en el espacio no lleno de la paleta.

Listo… ya tenemos nuestro separador de libros terminado para empezar a usar. También y como artículo relacionado, no os perdáis estas interesantes etiquetas para libros en el blog DIY de Por cuatro cuartos.